martes, 18 de enero de 2011

Esperanzas

Soñé que me reencontraba con él. Que me llenaba de besos. La sensación del sueño fue tan intensa que era como estar viviéndola. Sentí esos besos, ese cariño. Me desperté sintiéndome enamorada.

A los pocos minutos recibo un sms suyo respondiéndome un mensaje mío de la noche anterior. Buena onda en sus palabras. Le escribo, y como casi un año atrás, mirando la pantalla del celular digo 'Te amo, Ger!'.
Hace sólo un mes que nos separamos.

Mis esperanzas ¿dónde las pongo? ¿las debo perder?