lunes, 26 de abril de 2010

Post improguisado

Son las 23hs y tengo sueño, ¡ufa! No me gusta tener sueño a esta hora. Como que antes de las 00hs no da, ¿viste? Son costumbres que uno tiene, que adquirió.
Esto de levantarme temprano me hace tener sueño. Querer dormir. Mi cuerpito dice hastamañaaana, mi cabecita también. Mi cabecita es la que más quiere descansar, ¡pobre! está agotada.
No fui a teatro y eso es muy grande para mí. Creo que no voy a ir más a teatro. En realidad, ya lo sé, pero me cuesta tanto admitirlo. Es como cuando te tenés que separar de un novio: lo querés, no lo querés dejar, te cuesta hacerlo, pero sabés que es lo mejor. Después vendrán nuevas cosas.

Son las 23hs y él no me respondió los últimos dos sms. ¡Qué puto! Me gusta tanto que me responda... mas más me gusta que no lo haga. Como que así lo deseo, ¿viste? Me gusta desear al otro.
Me cuesta tanto dejar que el otro sea la última respuesta, dejarle esa curiosidad de si le responderé o no. ¡Qué sé yo! Yo soy así, un poco fanática del otro, un poco demandante. O no. ¿Seré rompebolas? Espero que no. No quiero que él esté diciéndose 'nena, hacete desear'. No.

No quiero separarme de teatro, quiero separarme de teatro.
Quiero que mi novio nuevo me responda los dos últimos mensajitos. No quiero que me los responda.

Y me voy a quedar con la duda. Yo quería saber si al comer una bocha de helado estaba comiendo poco o un montón.
Cada vez que paso por Freddo de Juramento y veo la promo de una bochita de helado pienso en eso. Y hoy se lo estoy diciendo a todo el mundo.


Uh, creo que me salieron solas las palabras, sin pedirles que aparezcan.

2 comentarios:

La Criatura dijo...

más que improvisado, post neurótico.

Cielo Violeta. dijo...

Che, de un día al otro perdí toda mi popularidad. Voy a tener que hacer algo, ahhhhhhhhh.