martes, 29 de diciembre de 2009

Mi 2009

Me están resultando muy curiosas las prioridades humanas en los balances anuales. He leído en blogs y similares cada cosa que no puedo creer, mil formas de encararlo, de sentirlo, de vivirlo, algunas muy interesantes y positivas, otras muy grises, y otras tan tontas que me da cosita.

¡Y acá voy yo!
(Al leer ésto usted se somete y expone a leer cosas que pueden gustarle, causarle rechazo, no importarle, no generarle nada, hasta herirlo. Está advertido, después no diga que no le avisé)

Comencé el año a las patadas con mi ex, pero igual nos fuimos de vacaciones. La pasé hermoso, hasta que el hechizo se rompió, por no decir que fue un esguince en mi pie. Abortamos la luna de miel para volver a la gran ciudad. Yo estuve muy triste pero seguimos adelante.
Continué yendo a la fonoaudióloga, también a clases de canto.
Por primera vez logré hacer un segundo año de teatro en una misma escuela. Encontré mi lugar, y estoy muy contenta ahí, con el método, con mi profe Lorena, con la gente.
Logré ir a contact impro dos veces por semana, mi cuerpo estaba despierto como pocas veces en mi vida.
Comencé terapia con Gretel, una ídola que me ayudó y me ayuda mucho a descubrir cosas de mi persona que sin esa mirada no puedo ver. De una vez por semana pasé a ir dos, y así estoy, analizándome mucho.
Mi cumpleaños fue muy divertido, alocado (y gracias Peter por poner tu casa, a cuestas de saber los resultados que eso traía), y por sobretodo, mi cumpleaños fue delatador. Pude contarle a mis amigos algo que hacía tiempo que venía generándome incomodidad que no lo sepan. Y el simple hecho de que ellos se enteren fue suficiente para aclarar mentalmente qué es lo que me sucede (perdón tanto misterio, pero no quiero hacerlo público porque no sé quién puede llegar a leerme).
Me puse aparatos en los dientes inferiores.
¡Bajé un montón de peso!
Me gané una nueva amiga, la Colo.
Fui la peor asistente de fotografía. Pero intenté ser buena novia.
Me crucé con dos ojos turquesas que me robaron la atención en mis clases de teatro, pero así logré separarme de mi ex novio, nos estaba costando horrores y la presencia de esos ojos lo hicieron posible.
Recuperé amistades que habían quedado un poco en el olvido. También volvió a tomar forma mi grupo de amigos del secundario.
Recuperé un poco mi vida social. Fui a muchas fiestas teatrales hasta que me cansaron -y justo se terminaron-. Fumé porro más que nunca.
Volví a sentir mi energía de vida, mis tiempos y mis maneras. Y también sentí que me falta mucho por recorrer para llegar más a ser yo.
Reviví mi sexualidad con mucha alegría.
Vendí alfajorcitos en Parque Centenario. Hice collares de papel -que planeo vender-.
Lloré semanas seguidas. Aprendí a pedir un hombro cuando lo necesité.
Hablé y especulé demasiado de hombres con la Colo (esa amiga que me llevo de este año).
Disfruté los desayunos, las meriendas. Caminé bajo la lluvia. Me resigné a canto. Perdí contact impro en la separación de bienes, y con eso parte de la agilidad corporal que tenía. Hice un seminario de clown, música, impro y contact impro, que me resultó muy fructífero.
No me enfermé. Empeoró mi vitiligo y luego mejoró.
Volví al chico figurita repetida clásica. Y me desinteresé como nunca por él.
Dibujé mi pared. Me pinté las uñas de azul, de verde (mejor dicho, hice lo que quise). Me corté el pelo bien corto.
Escribí mucho en mi blog.
Volví a sentir celos -esto es algo lindo-.
Sentí miedo ante una cita. Me olvidé de algún que otro compromiso. Empecé natación y duré una semana.
Me divertí, me reí. Lloré por mi idiotez, por mi fragilidad.
Me declaré frente a un lago artificial. Rompí mi palabra. Disfracé la realidad.
Endulcé oídos. dejé que endulcen los míos. Me entregué.
Así como yo me separé, mi madre también. Y lamenté mucho perder a Guille, que era como un padre para mí.
Recordé por qué y qué me gusta del teatro. Registré el placer de actuar, que lo siento hasta en un casting. Vi muchas obras. Leí buenos libros.
Me emocioné viendo fotos de gente que festeja Navidad entre amigos sin familia. Fui al cine.
Vi poco a mi viejo, pero no me peleé tanto como antes.
Tiré huevos y harina a mis compañeros de la vida cuando se recibieron. Y me ensucié con ellos.
Bailé, me emborraché. Lloré borracha por amor al escuchar un reggeaton.
Tuve un post-sexo de película, y lo dije.
Jugué. Enloquecí. Me fui de mi cabales. Volví a mí.
Mis padres comenzaron a verse en función de amigos. Y tuve que aceptarlo.
Lo único laboral que hice fue vender alfajorcitos en el Parque y trabajar un día de vendedora. Me lo reproché muchísimo todo el año.
Sentí que la cabeza no me daba. Me sentí perdidísima, con miedo. Recuperé kilos.
Tuve vergüenza por sentirme inactiva. Luché contra ello y no siempre logré vencerlo.
Bajé mi nivel de exigencia.

Viví alegría, tristeza, cariño, enamoramiento, ira, deseo, celos, rechazo, dolor, amor. Y muchas emociones más. Esas que te hacen sentir vivo.


Lo más lindo es que las pilas para el 2010 están cargadas, que tengo proyectos que me entusiasman y que voy a empezarlo con todo.

2009, te guardo en el baulito de recuerdos, aunque este balance lo sienta tan incompleto y no sepa muy bien con qué completarlo.

11 comentarios:

Agost dijo...

no hago balances porque el tiempo para mi es como una cinta scotch que, cuando se acaba...bueno, tu sabes. es bueno leer esto, porque el 2009 debe haber sido el año en que menos nos vimos

La Criatura dijo...

guau cielísimo, al final el año se va rápido pero te das cuenta que hiciste y te hicieron mil cosas...

beso niña


(¿qué es contact impro?)

Mr. X dijo...

Completalo con MI amigo personal, Juan Jose Fasssso!

Diego dijo...

Bien. Definitivamente sos la persona más productiva que conozco.

PD: Estoy casi casi seguro de que vos fuiste la que me viniste a ofrecer alfajorcitos mientras yo estaba en el Parque Centenario leyendo a Maupassant. Qué loco.

Una loca suelta dijo...

Te deseo lo mejor para el 2010!!!!!!

Cielo Violeta. dijo...

Agos! ya te lo dije, pero me encantó lo de la cinta scotch.

Criatu, sí, uno tal vez cree que no hizo mucho pero sí, hizo nomás...
Contact impro es una danza que se basa en dar y recibir apoyo y el peso del otro, generalmente es con los cuerpos en contacto, y la danza es improvisada, se va dando a partir de conectarse con el otro. Buscá videitos en iutú! (no te pongo links porque no me anda el copiar-pegar). Es muy interesante y bonito.
Y sí, vas a creer que es una orgía, pero no es nada sexual, NADA, creeeme.

Mr.X, con mi amigo personal X lo completo.
:p

Diego, no te creas, no soy muy productiva, jaja. Lo que sucede es que yo no tengo un trabajo y un estudio fijo, entonces mi vida muta muchas veces al año, todos los meses, todas las semanas y hasta todos los días!
Aaaay, sí, seguramente fui yo porque nunca vi a otra chica vendiendo alfajorcitos! qué lindo qué lindo.

Loca suelta, graciassssss e igualmente a vos! :)

Julián dijo...

Hola Cielo!

Que justo...hoy finalmente me reactivé con el blog para hacer un pequeño balance con las cosas que cambié en el año.

Y obviamente las cosas positivas. Cuando ya esté comenzando el año, tiraré por la borda la negativadad del año pasado (si lo hago ahora, quien sabe si hoy o mañana no pasa algo malo!).

Que se te cumpla el año que viene. Y nos seguiremos blogueando, al menos que me pudra.

Diego dijo...

¿Y quién dijo que estudiar y trabajar es ser productivo? ;-) Lo tuyo pasa por otro lado, Cielo.
¡Besos!

TengoQueDecirQuienSoy? dijo...

Balance.. balance... debe y haber.. un contador llamaria balance exitoso a aquel en que el debe y el haber le coinciden. En el mundo real, un balance "empatado" seria medio triste. Tus palabras lucen alegres. Eso está muy bien para un balance! :)
Siento que este año te fue muy fructifero, lo que te deja un balance positivo y yo que no vos lo digo muy fuere que van a venir de la AFIP a reclamarte algun impuesto a la felicidad o similar... :p

Besote y que el 2010 sea "mas mejor"... :)

Bee dijo...

cielo que lindo conocerte! Con tu balance te conoci mas y me quedo aca!

cuando cerre Gusano contra el mundo te habia perdido y te encontre con un post hermoso

que tengas un 2010 a tu medida

Bee o Belana =)

Cielo Violeta. dijo...

Juli, a la basuuuuura todo lo malo! y a quedarse con lo bueno, sisi!

Diego, al no trabajar justamente tengo tiempo de hacer y vivir muchas cosas! sin dudas! :)


'No me digas quién sos', juaaa... vos estás como los chicos que van al colegio, aprenden algo y después lo andan diciendo por ahí :p
Sí, fue un año muy bueno a nivel de crecimiento personal sin dudas! el camino fue duro, pero los resultados son positivos.

Bee, qué lindo que nos recuperemos!! por suerte ahora existe la opción Seguir y eso ayuda mucho a no perder contacto. Porque es una pena perderse! Muy lindo tu comentario :)

Besos a todos y MARAVILLOSO 2010!!!!!!!! a ponerse objetivos y realizarlos!