lunes, 30 de marzo de 2009

¿Hasta dónde te corto?

Las peluquerías no suelen ser un lugar visite muuuy seguido. De chica más de una vez me pasó que no quieran atenderme porque tenía piojos. Tal vez ahí nació mi trauma.
La cuestión es que odio la situación: peluqueros que me saludan con un beso, que me hablan, que me obligan a contarle de mi vida, que al decir la palabrita mágica -teatro- me contestan '¿y cuándo te voy a ver en la tele?'.
Me molesta tener que charlar con alguien a quien no le intereso ni me interesa. Me hace sentir que soy sapo de otro pozo, medio tímida, hasta tal vez me ponga colorada. Más simple, me siento una pelotuda. Y recién cuando mi pelo pide a gritos auxilio, hago una visita a algún peluquero que no me arranque la cabeza con el precio ni con la tijera.

Mi última visita fue:
Entro a la peluquería, pregunto el precio, acepto.
El cortador de pelo me pregunta dónde me había cortado la última vez, no termino de decirle que en la peluquería de al lado, que empieza a bardearla. Punto en contra.
El proceso charla empieza de modo clásico. Me pregunta si vivo por la zona, le respondo que quien vive cerca es mi novio. En el transcurso del proceso noto un par de cosas atípicas. Me saca un pelito de la cara, me dice que le gusta mi collar, que tengo lindos ojos, y me vuelve a sacar pelitos del hombro.

Son las 20hs, ya cierran la persiana y él sigue preguntándome si me gusta el peinado que me hizo, que sino me lo acomoda. Yo pienso que seguramente la cara me delata. Logro que el muchacho suelte mi cabeza, pago -gracias a Zeus no me cobran peinado después de todo lo que me hizo- y me voy.

Salgo a la calle, camino media cuadra para el lado incorrecto. Me avivo, y voy hacia la parada del bondi. Apenas me instalo aparece el peluquero:
Yo (ohhh , ¿no vivía para el otro lado? qué casualidad!): Hola!
Pelu (haciendo el gesto de rogar-rezar): ¿Puedo hablar un segundo con vos?
Yo (y éste?): Sí, dale.
Pelu: Me mareaste flaca.
Yo (me mareaste? qué es ese léxico?): Ya sabía.
Pelu: ¿En serio?
¿Y te puedo pedir tu teléfono?
Yo: No.
Pelu: Daaale... ¿por qué no?
Yo: Te dije que tengo novio.
Pelu: ¿Hace cuánto?
Yo: (ah, insistente el chico) Año y medio.
Pelu: Uhhh, bueno... Me rompiste el corazón.
Espero verte.
Acto seguido, me da un beso en el cachete, media vuelta y se va caminando... para el mismo lado del que vino! Sí, pareciera que me siguió el muchacho.
Lo malo es que el corte no me quedó taaaaan mal. Pero no da volver. No, definitivamente. El me cortó bien el pelo, pero yo le corté bien el rostro.
Y es así, como sucede que una vez más, la peluquería tuvo un cliente que pasó a convirtirse en un cliente menos.
Y es así, como sucede que una vez más, yo gané una anécdota de chamuyo desubicado.

7 comentarios:

Flori dijo...

Y todos afirmaban que los peluqueros eran homosexuales.

¡Tomen!


=)

Pupolina dijo...

Yo que creì que los pelus eran gays como Flori!

Jajaja que copado este post Violeta.

"Me mareaste" :S Si a mi un tipo me dice "Flaca me mareaste" yo le digo "Si yo no te hice nada nene!"

Por otro lado estuviste muy mal ahì. Si vos decìs que tenès problemas para cortarte el pelo y este tipo de lo cortò bien le hubieses tirado un chamullito flaco y tenias corte gratis por un tiempo :D jajaja

Mr. X dijo...

A vos sola te dan charla las peluquerias. Y a vos sola te toca un flaco NO gay que te corta el pelo...

Cielo Violeta. dijo...

Jajaja, Flori, a los 15 años el peluquero de la esquina de mi casa también quizo chamuyarme. Tengo un imán (?)

Pupolina, claro, histeriqueando capaz que conseguía cortes gratis, cómo no lo pensé! :ppp

Mr.X, sí, a mí sola me pasan estas cosas.

Moraleja: No a todos los peluqueros les gusta el chorizo.

Agost dijo...

dios le da pan al que no tiene pelos. digo, ganas.
mira lo que me paso a mi:
http://shinydiscoyoga.blogspot.com/2009/04/do-u-fancy.html
tengo que hablar con tuaaaaaaaa
te quiero

Agost dijo...

te acabo de firmar la anterior, fijate que opinas
y me olvide de decir algo: en mi barrio son re codo, nunca tiran nada. todo lo interesante lo he visto en barrios mas "cabecillas".

Cielo Violeta. dijo...

JAJAJAJA, me encantó lo de 'anda + o -', buenísimo.

Sí, mientras más plata más ratas! :P
Dale, veamonos y charlamos, pero posta!
Ahi miro qué te pasó a vos.
Besotequiero!