martes, 16 de septiembre de 2008

La vida va y viene

Hay días que no alcanzan, y otros que sobran. Y eso es tan bueno como malo. Son los mágicos efectos de no tener una rutina.

2 comentarios:

Natalia dijo...

Es buenísimo. A veces todo sucede en media hora y otras una está años enteros conviviendo con la nada misma...

Cielo Violeta. dijo...

Sí, sí, tal cual!

Nunca sabés qué va a pasar!