jueves, 22 de mayo de 2008

El casting de tu corazón.

Viernes: Candidato1 me pasa a buscar en auto, vamos a tomar algo en Puerto Madero. Pretende enseñarme a manejar en ese momento, es la situación más incómoda de todos los tiempos, ¿cómo ir al volante de un auto ajeno, de una persona que acabo de conocer? No llega más la hora de que termine la cita.

Sábado a la tarde: Va Candidato2 a mi casa a tomar un licuado. La pasamos bárbaro. Ninguno de los dos sabe si le gusta el otro, si lo quiere como amigo, o qué.

Domingo a la tarde: Voy a caminar por Corrientes con Candidato3. Vamos a dos bares a tomar café. Me hace reir un poco.

Con ninguno hay beso.

Esto fue un año atrás. Fue la única vez que recuerdo que hice casting para elegir novio. Y al final fui yo la que ganó un casting para tener el novio que tengo ahora.

O algo así.

Click mental

Acabo de tener un click mental y me di cuenta de algo cierto, y quizá muy obvio, pero que no lograba comprender exactamente que era eso.
Antes mi vida era más agitada, me pasaba de todo. Más de un amigo me decía 'Julieta, qué complicada que es tu vida' 'Vos siempre tenés algo para contar' 'A ver con qué saltás esta vez...'. Que tal chico, que tal otro, que empecé un curso, que dejé un taller, que no sé lo que quiero, que, que, que...
Ahora todo está más estable, y mi vida no es un subibaja, sino que pasa más o menos siempre lo mismo. Y no salto de una cosa a la otra.
Está bueno que la vida sea como una montaña rusa oscura (cómo se llama eso? tren del terror (?), no me sale el nombre), donde no sabés qué va a pasar.
Está bueno estar más estable. Hace bien al coco.
Sí y no.
A veces extraño mi caos vital. Muchas más son las veces que me gusta mi vida actual.


En unos días posteo una anécdota sobre candidatos.

martes, 13 de mayo de 2008

Cosas que me pasan.

Cuando ando por mi barrio, una vez que saludé a un vecino y me lo vuelvo a cruzar, nunca sé qué hacer, si mirarlo y sonreírle, si ignorar su presencia, si decirle chau, si mirarlo y sólo mirarlo, o qué.
¿Qué se hace frente a la presencia reiterada de un vecino el mismo día?

Otra cosa que me pasa siempre es que cada vez que actualizo el blog, al otro día se me ocurre un post mejor que el del día anterior. Y como actualizo tan poco pienso que ni da volver a escribir al día siguiente... y así se pasa la vida..sigo sin escribir... y así se van las ideas...

Seguramente mañana tenga un post mejor que éste. ¿Lo escribiré o dejaré que pase un tiempo aceptable, y así me olvidaré de él?