jueves, 13 de marzo de 2008

Riiing, riiing.

Definitivamente, no sé trabajar con el teléfono sin enredar todo el cable. No, no puedo evitarlo. Yo no sé cómo pasa, en qué momento se dá, pero siempre termina todo el cable enrollado. ¿Quién inventó los cables con rulito? ¿Por qué no puedo usarlo bien? ¿A todo el mundo se le engancha o es a mí sola? De tanto meter y sacar la ficha para desenredarlo, voy a terminar rompiendo algún aparato. El chiste que se lleva el primer puesto es "Julieta, no enredes el cable, que después nadie me entiende cuando hablo".