miércoles, 12 de noviembre de 2008

Hasta mañana!

Recuerdo aquel primer viernes. Estabamos los dos en la cama, decididos a dormir. Yo amagué a ponerme la bombacha. Él me contestó que en su casa no se dormía con ropa interior, yo vacilé, y dejé la celeste con pintitas -por cierto, horrible- en la mesa de luz.
Durante algunos meses no lograba conciliar el sueño en su cama. Y cuando me dormía, hasta la caída de un alfiler era capaz de despertarme. Dormir acompañada era algo nuevo para mí, algo que en cierto punto me daba inseguridad, algo que no sabía hacer.
Los sábados me despertaba a las 9 am, y no porque había dormido suficiente. Por lo general no había dormido nada, pero a esa hora me autorizaba a tantear el terreno para ver si el rubio que tenía al lado se despertaba. Y él lo hacía con una sonrisa.
Anoche no fue la primera vez que, un año después, me encontré en mi tratando de dormir sola. Estaba cansada, pero me costó relajarme del todo. Necesitaba tenerlo al lado mío. Necesitaba ponerme en esa posición que sólo logro con él. Esa misma que a veces me resulta incomodísima. Necesitaba tenerlo a mi lado para dormir. Y sí, también me molestaba tener ropa interior puesta.

Hoy él me contó que anoche mientras dormía, en un momento lo despertó su gata haciendo lío en la cama, ¿qué pasaba? En sus sábanas, había una cucaracha! Él se levantó, trató de sacarla, pero la perdió de vista.
Yo desde mi egoísmo, hoy agradecí no haber dormido con él anoche.
Perdón, vos.

lunes, 10 de noviembre de 2008

¡Síiiiiiii!

Existe un ejercicio de teatro que se llama 'Espíritu del clown'. Consiste en que un compañero te da una orden y antes de realizarla, hay que saltar gritando 'Síiii!', y con esa energía, cumplir lo pedido. Ese salto y grito te llevan a hacerlo con más energía que si simplemente lo hacés.

Yo en la vida, a veces digo mentalmente ese 'Síii!' para poder hacer eso que no termina de gustarme, o eso que tengo tan pocas ganas de hacer.

Está bueno, te ayuda a ponerle onda a ciertas cosas.

No, no me voy a recostar en mi cama, viendo el cielo sin llover, no. Me voy a quedar acá encerrada en la oficina hasta que sean las 18 hs para salir corriendo a teatro, volver a las 23.30 hs, morir en la cama... y así seguir el martes muerta, porque los lunes me matan-me matan. ¡Síiiiiiiiii!

martes, 4 de noviembre de 2008

Cada loco...

Hace años alguien de sexo masculino me agregó al MSN y me pidió fotos de mi ombligo, a cambio de fotos del propio.
Yo tuve una amiga que le ponía nombre a los ombligos de las personas, el mío se llamaba Pupuli.
¡Qué gente loca! ¡Qué fetiche extraño!

Acá iría una foto de mi ombligo en esa época, pero en este instante no puedo subirla.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Cosas de mujeres

Así como las mujeres, independientemente del tamaño, gozan de igual modo cuando 'juegan' con sus tetas, ¿con el dolor pre-menstrual pasará lo mismo? ¿Dolerán lo mismo las de una tetona que las de una 'Leticia'? ¿es creíble lo que digo?
Para mí que a las tetonas nos duelen más!


Pd: Me adjudico tetona porque me convenció mi novio, antes no lo hacía.

jueves, 2 de octubre de 2008

Un mail anónimo.

Recién, mirando mi casilla antigua de mails, encontré esto, del año 2005:
(es largo, pero creanme que es llevadero e interesante)

Hola J******! jaja! vos dirás quien corno es este pibe? Te pido disculpas por aparecer así de sopeton. Paso a contarte quien soy. Me dicen Pepe, Pepi o Pepu... vos elegís. Y soy alguien que conoce a alguien. A qué alguien? a una persona que te conoce y te quiere mucho... quien es? jaja! bueno... ella me pidió que no te dijera... y también que te dijera que no empieces a preguntar. Pero lo importante es como te dije antes que es alguien que te conoce y te quiere mucho. Esta persona opina que podemos llevarnos bien como amigos, como transa o incluso como pareja... porque ella opina de mí que soy un tipo muy centrado y a la vez cero estructurado y ella cree que eso te verdría bien porque no tengo rollos con nada. Y ella cree que te vendría bien alguien que te parta la cabeza mal, o que si te enganchás no tenga rollo con tu forma de vida, quizá porque cree que somos parecidos, y a la vez diferentes. Yo soy más grande y bastante experimentado, ya pasé la edad de los rollos y soy muy de mente abierta. Ella me contó todo esto y me dijo a la vez que eras muy buena mina y súper divertida... y otras cositas que también me gustaron. Igual yo tomo todo con pinzas, como vos tenés que tomar todo lo que yo te cuento... aunque seguramente ya lo hiciste fue medio en vano este comentario no? La verdad es que me habló tan bien, tan bien de vos, que desconfié que fuera de verdad la dirección y te acabo de mandar un mail vacio.
Le pedí una foto a esta persona y me dijo que no. Le pedí una descripción pero me dijo que confiara... que tus atributos no está a la vista. Y a decir verdad los míos tampoco! La verdad es que para pasar un buen momento o conocer a alguien copado no importa tanto como se vea no? Igual si querés puedo conseguirte una foto. A mí me alcanza con lo que se de vos.
Bueno te cuento que tengo 24 años, que vivo en Balvanera, que estudio pero ya estoy podrido y muchas otras cosas que no te voy a contar ahora porque si no resulta un poco aburrido esto hago esto no me gusta lo otro. En otro mail si te interesa Te paso mis números, sin ningún tipo de compromiso: 6**8-****... así de raro como suena, es un número nuevo por eso su rareza y por eso a veces suena y suena y yo no contesto... porque me llega tarde! Dejalo que suene, tenés que tener un poquito de paciencia... al final hay contestador, dejá testimonio de tu visita. Me encontrás después de las 16 excepto martes y viernes, después de las 12 de la noche. En los fines de semana, estoy y no estoy a toda hora. Celular: 15-5***-****... lo mejor es que mandes un mensajito avisando que vas a llamar así te informo si estoy en casa... siempre y cuando vos cuentes también con un celular. Bueno... no espero que me llames... pero me gustaría. O que me pases tu número. La persona que me dio tu mail me dijo que darte el número era demasiado, que te lo pidiera que no ibas a tener drama. Bueh! vamos a ver... si no te parece, llamame vos... o contestame. Como quieras.
Bueno J***... un gusto escribirte al menos. Hasta pronto.
Pepex.

Realmente no recuerdo si le contesté el mail, pero otra
respuesta no tuve, así que lo más probable es que no.
Me dejó pensando mucho, sí. ¿Quién se atrevía a hacer eso?
¿Quién se arriesgaba a pasarme sus teléfonos?
¿Cómo me decía cosas que me hacía sentir que me conocía?

Querido Pepex, -o amigo de Pepex-,
Hoy en día tenemos contacto? Fuiste, sos y serás un misterio.


martes, 23 de septiembre de 2008

Ay, señora , si usted supiera las cosas que yo le haría.

Hoy fui a almorzar con mi amiga Agos. Mientras el mozo levantaba la mesa, se le cayó un pocillo lleno de leche en mi pierna.

Freud diría que el mensaje sexual salta a la vista.

¿O está mal pensar que eso fue un lechazo?

martes, 16 de septiembre de 2008

La vida va y viene

Hay días que no alcanzan, y otros que sobran. Y eso es tan bueno como malo. Son los mágicos efectos de no tener una rutina.

martes, 9 de septiembre de 2008

¿Esos son modales?

Hoy, en el Teatro Gran Rex.

Yo: Hola, qué tal? Quiero entradas para Les Luthiers, super-pullman de la 6 a 10, para el sábado 27.
Boletero: ¡¿Todo eso?!
Yo: No, también quiero que sean seis.
Boletero: Ah, bueno! jaja.
(...)
Boletero: ¿Y vos vas a pagar todo ésto?
Yo: No, mi mamá... (pausa) Ah! ¿puede ser en cuotas? (fiuuu, menos mal que me acordé...)
Boletero: En una nomás.
Yo: (Mi vieja se va a querer morir...) Ehhh, bueeennno...
Boletero: Te pido DNI, firma y aclaración. Y te voy a tener que pedir el documento... (¿ahora que ya firmé te avivaste?).
Yo: Acá está.
Boletero: Ah, es nuevo. Ah, sos joven (no mucho más que vos, man). Ah... pagaste una coima, eh... jeje.
Yo: ¿Por la foto? No, tengo fotógrafo personal (no le voy a decir que es mi novio, para ver hasta dónde llega). Hasta está photoshopeada.
Boletero: Ah, hasta parecés linda.
Yo: (whatttt?) Jaaa, quéhijodeputa. Adiós.


Le dije que la foto de mi DNI está photoshopeada!! ¿por qué confesé eso? Igual, el PS es mínimo, granitos quizá, pero es divertido que detrás de la foto carnet haya tanta producción.
Le dije 'quéhijodeputa' al boletero del Gran Rex!! ¿qué son esos modales, Cielo Violeta?

Me dijo que hasta parezco linda en mi documento!! ¿qué quiere decir alguien cuando te dice 'hasta parecés linda'? ¿qué onda?¿me quería chamuyar o bardear?
Es una duda que va a estar siempre, como la vez que me dijeron 'terrrrribles booolas de fraiiiile' al pasar por detrás mío en la playa. Pasaron los años y sigo sin saber si eso fue un piropo o un insulto. ¿Tengo que dejar de comer facturas, tengo el culo grasoso, o lo tengo tan redondo como si fuesen dos bolas de fraile?

¡Qué raros son los hombres a veces!

viernes, 15 de agosto de 2008

Flash, flash, flasheada quedé.

Vía sms, mi hermana me advirtió:
'No vayas a tener sexo casual con un compañero mío de trabajo, eh.'

Yo le respondí:
'Si tengo sexo con él no va a ser por casualidad.'


Como quien no quiere la cosa, pasó un año y yo sigo con ese compañero de trabajo, y no es por casualidad. Les juro.

Mientras tipeaba ese mail, -que fue nuestro primer contacto-, yo sentía que las palabras se me escapaban, fluían, que querían salir de adentro mío. Yo sabía que él no me iba a resultar indiferente. Algo iba a pasar.

...y la verdad es que pasó, y mucho.

jueves, 7 de agosto de 2008

Como La Cenicienta, pero nada que ver

El domingo conocí a la hija del novio de mi vieja, o dicho de una forma más divertida, a mi hermanastra.
Sí, después de un año o más de amorío, ella se dignó a viajar desde su ciudad natal para visitar a su padre y conocernos.
¡Pobre mujer! ¡Ella no sólo tiene madrastra, sino que 3 hermanastras! Y un hermanastro, que quienes lo conocen aceptarán que diga que ni cuenta.

Mi hermana mayor y mi madre tenían por objetivo sacarle el cuero, molestarla, torturarla, hacer que su hijo le diga 'abuela' a mi mamá, entre otras. Pero nada de eso funcionó.

Nos encontramos con una persona simpática, charlatana, que tenía la mejor de las voluntades para caer bien. No voy a negar que habla mucho, pero la perdono.

Ella es alta, flaca, flaquísima, de esas que dicen que tienen mucho hambre y que qué rico comer ravioles, pero después lo que menos hacen es comer. Su cabellera debe tener tanto pelo como el todas las mujeres de mi casa.

Piter la mirarla, y yo me reía diciéndole 'está buena la minita, viste?'. Lo divertido de que te encajen una hermanastra de 32 a tus 22 es que no te molesta que tu novio la mire, y hasta yo puedo mirarla si quiero. Es como si fuese una de esas primas que conocés de grande. Es familiar, pero no. Reune todo lo divertido de querer hay que tratarla como familia, pero a su vez no es.

El marido no hablaba mucho, y el hijo de dos años, que se llama igual que mi amorcito de la primaria, un santo.

La situación al principio me inhibió un poco, porque ella ya había estado el sábado en mi casa con mi familia, y yo no. Me sentí como cuando tenía unos 9 años que me presentaron una hija no reconocida de mi tío y su respectivo hijito. La hija de alguien de confianza. Un pariente que no es pariente.

Yo no sé por qué la gente dice que la separación de sus padres es un problema, que la nueva pareja es un problema, que sus hijos son otro. Yo contenta de que mis viejos estén separados, contenta de que mi mamá esté tan bien con su chico y contenta de haber conocido a una de sus dos hijas.


Ufff... pobre mi blog, qué abandonado está.

jueves, 17 de julio de 2008

Estoy loco, loco, loco de atar

Lautaro, actor y profesor muy admirado por mí (y un bombón) dice que para crear un personaje tenemos que buscar dentro nuestro una pizca de aquello que el personaje tiene y explotarlo al máximo.
En una improvisación donde la actriz debía discriminar a los bolivianos, él le preguntó si alguna vez había discriminado, y le pidió que se apoye en eso y desde ahí cree todos los pensamientos despectivos del personaje.
Desde ese lugar aparecen mil cosas. Doy fé.
Yo a veces siento que en la vida me pasa eso. Que busco adentro mío esa partecita que acepta algo, y hago que crezca enormemente. Así algo que no me gusta pasa a gustarme.

El problema aparece cuando ese personaje que creé muere.

jueves, 10 de julio de 2008

Pedazo de perrrrra.

A mis 17 años teníamos en casa un labrador de un año y medio.
Mi hermana ensaya una escena de teatro junto a un desconocido en la terraza de mi casa. Yo era la apuntadora.
Tal como pasaba cada vez que iba alguien a casa, el perro estaba atado porque molestaba demasiado saltando y queriendo ser partícipe de todo.
Yo había puesto mi silla al lado del canino para que no ladre. Juro no haber hecho nada para que en un momento determinado salte hacia mí, me muerda un brazo y luego el otro, hasta que mi hermana me empujó para alejarme del bicho.
Tanto fue lo que me mordió que se veía la gelatina que recubre el hueso. El médico dijo que era increíble que no haya sangrado. Podría haber perdido mucha sangre al punto de tener que internarme, si no era morirme.
Las cicatrices nunca desaparecieron. Ni tampoco el trauma psicológico que eso me generó: levantar los brazos cuando pasa un perro a mi lado, aunque cierta vez creí que ese acto reflejo ya no estaba más.
Ahora, cinco años después, vamos a por la segunda oportunidad. Sí, vamos a tener una perra, una labradora. ¿Qué pienso yo al respecto? No sé, yo me dejo, o ya me dí por vencida. Hace cinco años que vengo diciendo que no, y ahora dije que sí.
Cuando acepté ésto mi vieja me dijo que tenía el privilegio de elegir yo el nombre.

Las posibilidades que vinieron a mi mente son Manuela, Indú, Nuria, Enya, Sol, Araceli, Olga, Chita, Patricia, Mara, Frida, Gina, Sheera, Blonda, Clara, Paloma, Ingrid, Fiona, Fiamma.

En mi casa quieren llamarla Lola, a mí me parece espantoso. La excusa que les puse es que nos van a decir cosas relacionadas con las tetas. Eso surje de la connotación que dicen que puede tener Manuela.

Otra posibilidad, que no es mía, es Dorotea.

¿Ustedes qué opinan? Yo creo que hasta no verla no se puede decidir nada. También está bueno tener una mínima idea.

jueves, 22 de mayo de 2008

El casting de tu corazón.

Viernes: Candidato1 me pasa a buscar en auto, vamos a tomar algo en Puerto Madero. Pretende enseñarme a manejar en ese momento, es la situación más incómoda de todos los tiempos, ¿cómo ir al volante de un auto ajeno, de una persona que acabo de conocer? No llega más la hora de que termine la cita.

Sábado a la tarde: Va Candidato2 a mi casa a tomar un licuado. La pasamos bárbaro. Ninguno de los dos sabe si le gusta el otro, si lo quiere como amigo, o qué.

Domingo a la tarde: Voy a caminar por Corrientes con Candidato3. Vamos a dos bares a tomar café. Me hace reir un poco.

Con ninguno hay beso.

Esto fue un año atrás. Fue la única vez que recuerdo que hice casting para elegir novio. Y al final fui yo la que ganó un casting para tener el novio que tengo ahora.

O algo así.

Click mental

Acabo de tener un click mental y me di cuenta de algo cierto, y quizá muy obvio, pero que no lograba comprender exactamente que era eso.
Antes mi vida era más agitada, me pasaba de todo. Más de un amigo me decía 'Julieta, qué complicada que es tu vida' 'Vos siempre tenés algo para contar' 'A ver con qué saltás esta vez...'. Que tal chico, que tal otro, que empecé un curso, que dejé un taller, que no sé lo que quiero, que, que, que...
Ahora todo está más estable, y mi vida no es un subibaja, sino que pasa más o menos siempre lo mismo. Y no salto de una cosa a la otra.
Está bueno que la vida sea como una montaña rusa oscura (cómo se llama eso? tren del terror (?), no me sale el nombre), donde no sabés qué va a pasar.
Está bueno estar más estable. Hace bien al coco.
Sí y no.
A veces extraño mi caos vital. Muchas más son las veces que me gusta mi vida actual.


En unos días posteo una anécdota sobre candidatos.

martes, 13 de mayo de 2008

Cosas que me pasan.

Cuando ando por mi barrio, una vez que saludé a un vecino y me lo vuelvo a cruzar, nunca sé qué hacer, si mirarlo y sonreírle, si ignorar su presencia, si decirle chau, si mirarlo y sólo mirarlo, o qué.
¿Qué se hace frente a la presencia reiterada de un vecino el mismo día?

Otra cosa que me pasa siempre es que cada vez que actualizo el blog, al otro día se me ocurre un post mejor que el del día anterior. Y como actualizo tan poco pienso que ni da volver a escribir al día siguiente... y así se pasa la vida..sigo sin escribir... y así se van las ideas...

Seguramente mañana tenga un post mejor que éste. ¿Lo escribiré o dejaré que pase un tiempo aceptable, y así me olvidaré de él?

lunes, 21 de abril de 2008

No, no soy tan rápida. Lo juro.

Hace algo así como un mes y medio, o dos, empecé una suplencia como recepcionista que ya terminé. Luego me llevaron a otro edificio, pero durante 15 días, hasta ese entonces, me encamaba a un compañero de trabajo. Estuvo buenísimo. Y todos lo sabían.

jueves, 10 de abril de 2008

Semana Santa

Estuve en Reta...

Reta es un lugar para ir a descansar, y nada más que para eso. La playa es enorme, muy pero muy linda, la arena finita, el mar anchísimo. Está lleno de viejos.

¿Quién conoce Reta? Somos pocos.








Ah, y también estuve en Miramar, que es mi segunda ciudad.





Ojalá que el fotógrafo no me haga un juicio, por no haber firmado el contrato de cesión de fotos.



jueves, 13 de marzo de 2008

Riiing, riiing.

Definitivamente, no sé trabajar con el teléfono sin enredar todo el cable. No, no puedo evitarlo. Yo no sé cómo pasa, en qué momento se dá, pero siempre termina todo el cable enrollado. ¿Quién inventó los cables con rulito? ¿Por qué no puedo usarlo bien? ¿A todo el mundo se le engancha o es a mí sola? De tanto meter y sacar la ficha para desenredarlo, voy a terminar rompiendo algún aparato. El chiste que se lleva el primer puesto es "Julieta, no enredes el cable, que después nadie me entiende cuando hablo".

martes, 26 de febrero de 2008

Ellos y ellas

Uno, dos, tres, cuatro... eran muchos los seres que me acompañaban, que estaban ahí para escucharme, o sólo para divertirme.
No hace mucho más que un año que dejaron de estar. Algunos lo hicieron poco a poco, fueron alejándose. Otros decidieron de un día para el otro provocar el corte. Hay quienes arruinaron la relación. Otros buscaron una excusa inválida para huir. Otros prefirieron su orgullo.

Es así como el tiempo pasa, y hoy en día me encuentro con un circulo más reducido. No es más que mirar un año atrás para ver cómo cambió todo.

Esas personas, que eran una especie de patas de una supuesta mesa, que soy yo, no están más. Decidieron irse, o los eché; y no re-aparecieron. Si te he visto no me acuerdo.

Algunos eran simplemente un bulto, y cualquier excusa fue buena para huir. Otros no... sin embargo, dejaron de estar.

Quizá en parte yo tenga la culpa, quizá no. Pero tanto su anterior presencia como su actual ausencia hacen que hoy esté donde estoy.

(Hoy en día puedo contar a las personas en quienes confiar con una mano. Y me hace feliz saber que están a pesar de los años, y de las idas y vueltas.)


Dedicado a los que estuvieron, e influyeron en mi vida. A quienes a veces quisiera saber que están bien, por más que ya no tengamos vínculo alguno.

Los recuerda,

Juli.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Tucumán, Salta y Jujuy

Eramos ocho personas; desconocidos, conocidos, amigos, amiguísimos, amados, amantes. Ocho personas distintas, de acá y de allá; también de más allá.
Dos parejas formadas, y dos que nunca lo hicieron.
Hasta donde llegué, once lugares: desconocidos, nuevos, por descubrir, indiferentes, queridos, odiados. Once lugares distintos, con distintos colores, de verde a tierra.
Más de una vez, la misma pregunta: ¿Qué hacemos acá, quién nos mandó?, ¿Y ahora?
Tiempo en una plaza. Tiempo en otra.
Fotos a paisajes, seguidilla de cinco fotos automáticas. Separaciones, intercambios de opiniones.
El cabrito viene al plato y en cazuela. Los arroyos están secos y la carpa mojada.
La parla de Lucho.
Qué rico el pan casero con queso de cabra. Y las empanadas tucumanas, en la plaza de la capital.
Tafí del Valle. Dos termos y un mate. Marginados con café instantáneo. Infaltables las galletitas a toda hora. Aventuras masculinas. Las chicas y Peter. Los esperamos y no volvieron. El trencito que nunca llegó. Un cactus que muerde e infecta dedos. Desarmar las carpas a las 7 am. Diez mujeres y él en una camioneta hasta la terminal.
Vinito para Peter.
Tiempo para hacer en Amaicha, el lugar de los 360 días al año soleados, que no pagás el hotel si llueve. Llueve, pero nos vamos. Un borracho simpático de más.
Los cabritos son asesinos.
Coca Zero y nada de carne para Luciana.
Cafayate. Caminatas largas. Un guía de 11 años, que nos ve la cara y nos estafa. Dos bodegas. Comer en 'La Juanita'. Siete cuadras que son veinte. En el Norte las distancias son otras.
Emi 'estoy re contento'.
No, no quiero más pan casero, no, por favor.
Las mochilas están pesadas.
Juli lleva la mochila más liviana.
Chupa que te chupa, cañita de azúcar, chupa que te chupa, viva Tucumán.
Quebrada de las Conchas. Foto de las Conchas. Ca-can ca-can. Espera bajo un árbol.
Ropa sucia reciclada. Poca ducha.
Que no quiero armar más la carpa.
Ginas por todos lados.
Coronel Moldes lluvioso. En ese restaurant no podés sentarte arriba de tu pareja. Hostel antilluvia. Habitaciones donde se escucha todo. Larga espera a un micro que nunca llega. Deportes extremos. Dique extremo: prohibido bañarse. Cerveza Norte.
Las fotos de Peter!
Salta la linda, camping municipal con pileta, y baños turcos. Carpas sin armar. Joda salteña y sueño extremo... dormir en el pasto, despertar avergonzados con el 'Buen día' del guardavidas.
Y Salta, y Salta, y Salta Salta Salta.
Purmamarca con diluvio nocturno, y carpa hecha agua. Recorrida mañanera del lugar, y tarde en la plaza principal. Bombilla Ca-can ca-can. Pulover norteño. Excursión a las Salinas Grandes. Cuatromil ciento setenta metros de altura sobre el nivel del mar. Apunamiento salinero curado con coca, la venganza a las borracheras de Pau.
Sana-sana para Magui.
Cerro de los Sietes Colores, visto desde adelante, y por pocos desde atrás. Cerveza Salta. Noche en dormis para los inundados.
Tilcara y su mini-camping "El osito", en un galpón tipo cárcel sin ventanas, con una dueña que lee la Biblia. La Garganta del Diablo. Pucará con lluvia, música y baile. Peña 'El Ekeko' con Pau y Peter. Vuelta al camping... portarnos un poco mal. Polainas norteñas.
No, por favor, no quiero más empanadas, jujeñas o no.
JujuyPipi-JujuyPipi.
Humahuaca como siguiente destino. Con frío, artesanías industriales, y una siesta larga.
Arriba todo el mundo, adiós Lucho. Intento frustrado de ir a Iruya... y una buena separación grupal.
Paz y amor para Pau.
Peter y Juli viajan seis horas para llegar a La Quiaca. La decisión de volver a La linda. Búsqueda del mejor hotel de la zona. Ver la aduana boliviana y no pasarla, volver atrás. La parrilla completísima.
De un salto a un hostel, dormir en una habitación con una chica. Peter enfermo. Tiempo. Desayuno autoservice. Tiempo, tiempo, recorridas a la ciudad con una Gina, ravioles.
Y un Flecha Bus a Buenos Aires.


Probablemente, vaya a querer modificar algo, y prometo hacerlo sin importarme nada. Al fin de cuentas, este espacio es mío! :)

jueves, 10 de enero de 2008

Volveré y seré anéctodas


Mañana me voy al Norte. Me esperan Tucumán, Salta y Jujuy.

Espaldas y cabezas: Pablo, Emi, Pau.
Piernas: Lu, Magui.
Cabeza: Juli
Fotógrafo: Peter.