martes, 13 de febrero de 2007

Alicia Bruzzo R.I.P.

Era una mina fenomenal, tenía el peor de los carácteres, pero te podía dar las indicaciones precisas para que hagas las cosas como tienen que ser, para que brillen.
Te cagaba a pedos, te humillaba, te decía que no servías para una mierda, que eras un anticuado, que teatralizabas todo, que no te lo creías ni vos lo que estabas haciendo, que estabas inseguro, que así no ibas a moverle un pelo a nadie. Que tenías que provocar algo en el otro actor. Que tenías que conectarte, que sin escenario la escena es una mierda. Que no importa no saber la letra, que improvises. Que eras un irresponsable por no saber la letra. Que siendo impuntual no ibas a poder ser actor nunca, porque en una película se perdían millones. Que si le dabas prioridad al trabajo, tampoco ibas a triunfar como actor. Te decía que tenías que ser sensible...
También te decía que eras actor, por más que fueses el peor.

Decía TANTAS cosas, de TAN mal y TAN buen modo. Te invitaba a la casa y te sentías más cómodo que en la tuya, pero tenías el mayor de los miedos de romper algo, cuidabas la alfombra como si fuese la de Alicia Bruzzo...
Cagaba a pedos a sus mucamas, y vos sufrías por ellas, pensando en lo loca que estaba la gorda.

La mirabas y la admirabas, por la fuerza, la energía que tenía para seguir adelante a pesar de sus mil problemas de salud.

---

Bruno, sabés que estoy, que siempre voy a estar. Que esto no te tire abajo, que te quede el mejor recuerdo. Que no sientas ni un poco de culpa por las veces que la bardeaste/bardeamos. Y que SIEMPRE vas a ser mi actor preferido de los años cuarenta.
Te adoro.

No hay comentarios.: